Elche hace ‘Hijo Adoptivo’ al sacerdote diocesano José Antonio Valero Pérez

admindiciembre 15, 20225min130
cropped-favicon.png

Fue párroco en Desamparados y profesor en el IES Gabriel Miró durante muchos años

Elche ha hecho ‘Hijo Adoptivo’ al sacerdote diocesano José Antonio Valero Pérez, vicario episcopal del Bajo Vinalopó y párroco de Los Desamparados de Elche. José Antonio Valero, quien llegó a esta ciudad en 1990 como párroco de San José, se convierte así en el segundo hijo adoptivo del Siglo XXI y el décimo primero de la historia de la ciudad.

Un merecido nombramiento que, tal y como explica el alcalde de la ciudad, Carlos González, tuvo su origen en una petición de los vecinos y vecinas del Pla y del Sector V, barrios en los que el párroco ha desarrollado su labor a lo largo de su trayectoria profesional. Y junto a ello, como también ha explicado el regidor, esta distinción es una forma de expresar el agradecimiento del pueblo ilicitano por su vinculación al Misteri y su contribución a la declaración como Patrimonio de la Humanidad. José Antonio Valero fue Caballero Portaestandarte del Misteri d´Elx en 2013 y miembro del Patronato durante siete años, llegando incluso a representar el papel de Padre Celestial.

Ante un Gran Teatro abarrotado, al acto asistieron miembros del Equipo de Gobierno, de la Corporación Municipal, el obispo de la Diócesis de Orihuela-Alicante, Monseñor José Ignacio Munilla, los eméritos D. Jesús Murgui, D. Victorio Oliver y D. Francisco Cases. También le acompañó el vicario general de la Diócesis, D. Vicente Martínez, y otros amigos y compañeros sacerdotes y vicarios.

Antes de iniciar el acto en el Gran Teatro, José Antonio Valero firmó en el libro de honor del Ayuntamiento de Elche en presencia de los portavoces municipales donde escribió lo siguiente:  “Con infinito agradecimiento acepto el privilegio de ser Hijo Adoptivo de Elche. Desde el día de hoy soy oficialmente lo que siempre me consideré de corazón el día que, por primera vez, coroné como padre Eterno a la Virgen en el verano de 1978, en la representación de nuestra Festa. Ella fue la primera en acogerme y, con ella su pueblo que ahora es mi pueblo. Desde hoy proclamaré que soy hijo de la ciudad de las palmeras, de los tres patrimonios de la Humanidad que la adornan y de la Mare de Deu, que es la madre de todos los ilicitanos. Espero llevar con dignidad el honor que se me concede allá donde quiera que me encuentre”.

Fue el párroco de San Juan de Ávila de Alicante y amigo personal del homenajeado desde 1966, José Luis Úbeda Sierra, quien realizó la lectura de la Laudatio. Seguidamente se llevó a cabo la proyección de un vídeo con testimonios de amigos ensalzando su figura y también con mensajes de personas allegadas al párroco que no pudieron asistir al acto y acompañarle en un día tan especial para él.

Y tras la lectura de la moción de la Junta de Gobierno Local por la que se concedía la distinción de Hijo Adoptivo de Elche a José Antonio Valero, llegó el esperado momento en el que el alcalde hizo la entrega de la distinción al párroco en medio de sentidos aplausos por parte del más de medio millar de personas asistentes al acto. Una ovación que se repitió tras el emotivo discurso del homenajeado, unas palabras en las que ha dejó patente su amor por Elche y el agradecimiento a los ilicitanos e ilicitanas.

Y como no podía ser de otra manera, el acto finalizó con la actuación de la Capella del Misteri y el himno de Elche.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *