Autorizan una nueva planta fotovoltaica en Callosa de Segura

admindiciembre 9, 20224min230
cropped-favicon.png

La planta tiene más de 6.200 paneles solares y una potencia instalada de 2,4 MW, que generará una energía limpia equivalente al consumo de 1.350 hogares en un año

La localidad alicantina de Callosa de Segura cuenta ya con una nueva autorización para la generación de energías renovables. Se trata de la planta “PSF Parquesolar ”, propiedad de la cooperativa eléctrica ELÉCTRICA CALLOSINA, S.L., que tiene más de 3.000 socios.

La nueva instalación dispone de una superficie de más de 50.000 metros cuadrados, 6.272 módulos fotovoltaicos y no está afectada por terreno forestal. El período de ejecución de las instalaciones y la construcción, que depende del promotor, no podrá ser superior a 12 meses.

El presupuesto global de esta instalación ha sido de 1.628.982,82 euros. A partir de ahora, la planta generará energía equivalente al consumo de 1.350 hogares en un año.

Energía más barata

La entidad se creó en 1929 cuando un grupo de emprendedores decidieron crear una Cooperativa de Consumidores y usuarios con dos objetivos: adquirir la energía eléctrica más barata y dotar de electricidad a las zonas de Callosa que carecían de ella.

Según la secretaria autonómica de Economía Sostenible, Empar Martínez, “estamos demostrando que la estrategia del Consell en materia de renovables es eficaz y, además, absolutamente respetuosa con el patrimonio medioambiental, cultural, paisajístico y social de la Comunitat Valenciana”.

La directora General de Industria, Energía y Minas, Silvia Cerdá, ha recordado que, mediante estas autorizaciones, “el Consell hace realidad un compromiso doble: por un lado, el de dar respuesta a la emergencia climática y, por otro, el de responder a la emergencia energética, es decir, frenar el cambio climático a la vez que se baja el precio de recibo de la luz”.

Instalación sostenible

La instalación de esta planta en Callosa de Segura irá acompañada de una serie de medidas medioambientales de compensación, como el mantenimiento de las condiciones de infiltración con los cambios de pendientes; la estratificación en forma de tablas del terreno entre zonas de placas solares y zonas de paso; la disposición de las placas solares en acompañando a las curvas de nivel; la plantación y conservación de zonas de vegetación en los estratos herbáceos, arbustivos y arbóreos que sirvan de tamiz de la lluvia y generen condiciones favorables para la infiltración disminuyendo las escorrentías; tareas agrícolas como actividades complementarias y un cerramiento perimetral de la parcela permeable al flujo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *