Comienzan las primeras obras de la fase 1 de los sistemas de drenaje financiados por la Generalitat con 16 millones

adminnoviembre 16, 20228min80
inicio-obras-proyecto-parque-tormentas-san-isidro_poligono-la-granadina_antonio-alonso-y-manuel-gil_1.jpeg

San Isidro es el primer municipio de los 27 de la Vega Baja en iniciar esta actuación contra inundaciones con una inversión de 273.000 euros, seguido por Los Montesinos y Formentera del Segura

Las obras de la primera fase de los Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible (SUDS) financiados por la Generalitat Valenciana, a través de la Conselleria de Obras Públicas, han comenzado en algunos municipios. El primero en hacerlo ha sido San Isidro, que desde la semana pasada viene desarrollando las actuaciones para ejecutar una de los tres proyectos contemplados. Los Montesinos y Formentera del Segura completan el grupo de municipios que han iniciado los trabajos.

En el marco del Plan Vega Renhace, la Generalitat aprobó en julio de 2021, una partida presupuestaria para subvencionar de forma directa a los Ayuntamientos para que pongan en marcha y ejecuten obras de drenaje urbano con el fin de reducir los riesgos de inundación derivados de la escorrentía urbana y contribuir a la mejora ambiental y paisajística de los núcleos urbanos de los municipios de la Vega Baja.

Esta inversión es otra de las actuaciones prioritarias llevadas a cabo por el Consell en el marco del Plan Vega Renhace. En el documento con el que se pone en marcha este plan estratégico para hacer a la Vega Baja más resiliente ante inundaciones y para su impulso socio económico, se fijó entre las 28 actuaciones prioritarias, la inversión en sistemas de drenaje sostenible.

Atendiendo a diferentes criterios, como población, riesgos económicos por inundación según usos del suelo, niveles de peligrosidad, riesgos económicos por inundación, población afectada según el nivel de peligrosidad por inundación, entre otros, se fijaron las cuantías a repartir los 16 millones destinados por la Generalitat. En diciembre de 2021, el Consell hizo el ingreso correspondiente a cada uno de los Ayuntamientos.

Parque de tormentas en San Isidro

La semana pasada San Isidro comenzó los trabajos de una de las tres obras diferentes que va a ejecutar. El director de la oficina del Plan Vega Renhace, Antonio Alonso, y el alcalde del municipio, Manuel Gil, supervisaron las obras del tanque de tormentas que se está haciendo en el polígono industrial de La Granadina.

Este parque de tormentas tiene la finalidad de acumular 5.000 m3 de agua de lluvia en momentos de gran intensidad, reduciendo en gran medida la posibilidad que la vía principal de circulación del polígono industrial quede anegada, como sucedió en el episodio de lluvias torrenciales de la Dana de 2019. Se trata de un enclave estratégico pues es uno de los principales centros logísticos de alimentación del levante español.

Esta obra que tiene un presupuesto total de 273.568,69€, se llevará a cabo en los próximos tres meses, centrándose en desarrollar un tanque de acumulación mediante la depresión del boulevard central actual, que está definido por las calles España y Francia. Estableciéndose un espacio de trabajo de 255 metros de longitud y 21 metros de anchura, siendo la cota de mayor profundidad los 2,30 metros, lugar donde se ubicará la compuerta de control de las aguas acumuladas.

Estas aguas acumuladas serán completamente desaguadas una vez finalicen los episodios de aguas torrenciales, haciendo uso eficiente del mismo sistema de bombeo que dispone en la actualidad el polígono, que se encuentra comunicado con el azarbe del Convenio para su posterior reutilización en los riegos agrícolas de la huerta.

Este sistema de acumulación y posterior vaciado programado posibilita a su vez que la red actual no tenga que trabajar al 100% de su capacidad mientras el tanque está vacío, por lo que se mejora por lo tanto la capacidad de respuesta actual, en un polígono industrial donde su planicidad es significativa.

Antonio Alonso señalaba que “esta es una de las actuaciones prioritarias del Vega Renhace. Estas obras financiadas por la Generalitat intentan hacer que los municipios sean más resilientes. Desde el Plan Vega Renhace el objetivo es que los proyectos sigan adelante, y no se queden en los cajones. Lo que vivimos en 2019 fue una tragedia de muy difícil solución con 500 litros por metros cuadrado. Estas actuaciones son para paliar las lluvias torrenciales que cada vez van a ser más recurrentes”.

El alcalde del municipio, Manuel Gil ha añadido que “hace poco más de una semana hemos iniciado las obras de un tanque de tormentas para que cuando llueva relativamente fuerte se solucione los problemas de inundación en el polígono. Es una de las tres obras que vamos a ejecutar con esta primera convocatoria de los SUDS”.

En el caso de Formentera del Segura, los trabajos que acaban de iniciar son referente al proyecto de mejora de ampliación de la red de drenaje con una inversión de 481.837 euros y en Los Montesinos para la red de alcantarillado, con una inversión de 213.288 euros. El resto de municipios se encuentran en fase de licitación y otros ya han adjudicado las obras.

Segunda fase de las ayudas

En octubre, la Conselleria de Obras Públicas, aprobó la resolución para la segunda fase de los SUDS. En este caso, y como novedad, se ha incluido a Crevillent como beneficiario al contar con dos pedanías, San Felipe Neri y Realengo en el ámbito geográfico de la Vega Baja. Esta segunda fase de los SUDS cuenta con una partida presupuestaria de 13,5 millones de euros, que desde la Conselleria de Obras Públicas se ha distribuido, con los mismos criterios que en la primera convocatoria.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *