El PP denuncia la «dejadez» de la concejalía de Infraestructuras en los barrios de Capuchinos, San Isidro y San Francisco

adminnoviembre 7, 20226min40
cropped-favicon.png

Según el el Grupo Popular, esta «dejadez» está provocando numerosas quejas de los vecinos de la zona al estar con falta de iluminación en las calles y otros desperfectos en parques y calles

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Orihuela ha denunciado la dejadez de la Concejalía de Infraestructuras, con la connivencia de su socio de gobierno el PSOE, en los barrios de Capuchinos, San Isidro y San Francisco lo que está provocado numerosas quejas de los vecinos de la zona al estar con falta de iluminación en las calles y otros desperfectos en parques y calles.

En el caso del Barrio de San Francisco, los vecinos sufrieron un apagón, el pasado mes de septiembre, por culpa de una farola que dejó a oscuras la mayor parte de la barriada. Durante un mes permanecieron en penumbra, sin el servicio de alumbrado público, a pesar de que los vecinos habían advertido en innumerables ocasiones al Ayuntamiento que había un cable en mal estado que chisporroteaba. “La Concejalía de Infraestructuras hizo caso omiso de las llamadas y visitas de los vecinos lo que provocó que estuvieran sin luz en sus calles cuatro semanas. Aunque lo más grave es que esta dejadez supuso que se fundieran cuarenta luminarias tipo LED, que fueron instaladas hace un año, con un coste de estimado de 15.000 euros. Esta actitud del concejal Noguera no solo causa perjuicios a los vecinos, sino que además nos va a suponer duplicar el gasto”, ha señalado Víctor Valverde, concejal del Grupo Popular.

Para la reposición de la falta de alumbrado se recurrió al alquiler de unos proyectores que consumen el doble que las luminarias que había instaladas con el consiguiente gasto que esta situación está suponiendo para las arcas municipales con el precio en el que está la luz. “Por tanto tenemos que volver a pagar la reposición de las luminarias, más el alquiler de estos proyectores, más el gasto energético lo que va a suponer duplicar el costo inicial”. La zona afectada abarca desde el cuartel de la Guardia Civil a la N-340, calles Armengola, Calvario, Atanagildo y adyacentes.

Respecto al Barrio de San Isidro, los vecinos están esperando que repongan el caucho del parque infantil, que fue retirado por las brigadas en el mes de mayo, posteriormente desaparecieron el resto de los elementos infantiles y nunca más se supo. Algo similar ocurre en el parque de Capuchinos, Espeñetas y en el Cuartel. Además, los concejales del Grupo Popular, Víctor Valverde y Dámaso Aparicio, han comprobado in situ, acompañados por los vecinos, las inacabadas obras en la Avenida Constitución. “Aquí plantaron la arboleda sin percatarse que era necesario regarlos para su mantenimiento, por lo que se decidió abrir unas zanjas en la calle en el mes de abril para colocar una tubería de riego y todavía no han terminado. Lo que provoca que las brigadas municipales tengan que estar regando a mano junto a las molestias a los vecinos.”, ha señalado Aparicio.

El Grupo Popular considera que la no aprobación, por parte de Ciudadanos ni PSOE, de los presupuestos presentados por los populares ha supuesto que tampoco se pudieran llevar los presupuestos participativos ni la reforma de la Plaza de Monserrate. “A esto le sumamos la falta de diligencia de la alcaldesa y el vicealcalde para solicitar las ayudas de fondos europeos de regeneración de barrios y edificios públicos que nos ha llevado a perder 13 millones de euros”. Las únicas obras que se están terminando y ejecutando son las que puso en marcha el PP, con los fondos EDUSI, como el Palacio de Rubalcava, la Plaza de la Salud, el itinerario ciclista del Monte de San Miguel que ha dado lugar el reasfaltado de la calle, la urbanización de las Espeñetas, gracias a una subvención de la Diputación de Alicante, y la renovación del saneamiento y tuberías de agua potable que se han realizado gracias al cargo del canon municipal con la empresa Hidraqua.

Finalizan recordando que tampoco se han construido los muros de gaviones y de mampostería para retener los arrastres de barro y piedras de la sierra del Monte de San Miguel que evitaría las inundaciones en los barrios de San Antón y Espeñetas, pese a haberlo anunciado a bombo y platillo, hace ya dos años, el concejal de Infraestructuras, Ángel Noguera y el vicealcalde, José Aix.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *